Reto para el último trimestre de 2018

Últimamente he leído bastantes artículos por ahí en los que la gente se queja del estado actual del desarrollo web. La principal queja es que aun teniendo conexiones de alta velocidad la páginas siguen cargando lentas. En estos dos artículos lo explican perfectamente:

Leyendo estos artículos me reconocía en la sensación de hartazgo que supone que una página de noticias (que es básicamente texto y fotos) se vea a trompicones en un ordenador de 16GB de RAM obligándome a usar una extensión para desactivar JS en ese tipo de páginas.

Pero también me di cuenta de que yo mismo he contribuido a ese estado de la web actual. Mis últimos proyectos no funcionan sin JS. Usuarios con navegadores antiguos no pueden acceder a la información que se supone que mis páginas deberían ofrecer. Reconozco mi culpa.

No basta con reconocer la culpa, es necesario además tener espíritu de enmienda. Y fue al leer este breve libro, Resilient Web Design, cuando decidí que había llegado el momento de ser coherente y cambiar el enfoque que tengo con el desarrollo web.

Así que me he propuesto un reto para cumplir antes de fin de año. Voy a desarrollar una web que cumpla los siguientes requisitos:

  • Cargue y pueda empezarse a usar en menos de tres segundos.
  • Funcione aunque el usuario desactive JavaScript / CSS en su navegador.
  • Bonus: la web debe funcionar con las versiones más antiguas que pueda encontrar y usar de Netscape Navigator e Internet Explorer.

Escribiré entradas aquí con todo lo que me vaya pareciendo interesante del proceso. ¡Deseadme suerte!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.